Detalle de la Noticia

Nueva Ley Penal del Ambiente

Nueva Ley Penal del Ambiente PUBLICADA EN GACETA OFICIAL LA NUEVA LEY PENAL DEL AMBIENTE

El pasado dos (02) de mayo de 2012, fue publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.913 la nueva Ley Penal del Ambiente, en la cual se establece como Objeto “…tipificar como delito los hechos atentatorios contra los recursos naturales y el ambiente e imponer las sanciones penales. Asimismo, determinar las medidas precautelativas, de restitución y de reparación a que haya lugar y las disposiciones de carácter procesal derivadas de la especificidad de los asuntos ambientales.”

El principal cambio fue el establecimiento de la Objetividad de la Responsabilidad Penal Ambiental, “La Responsabilidad Penal, a los efectos de los delitos ambientales,…es objetiva y para demostrarla basta la comprobación de la violación, no siendo necesario demostrar la culpabilidad.”

Igualmente, para las Personas Jurídicas se dispone que “serán responsables por sus acciones u omisiones en los casos en que el delito sea cometido con ocasión de la contravención de normas o disposiciones contenidas en leyes, decretos, órdenes, ordenanzas, resoluciones y otros actos administrativos de carácter general o particular de obligatorio cumplimiento”, para lo cual, además de las sanciones que se imponían anteriormente, se incluyen “la disolución de la persona jurídica;…La suspensión del ejercicio de cargos Directivos y de representación en personas jurídicas hasta por tres años, después de cumplida la pena principal;… La ejecución de servicios ambientales a la comunidad afectada, que podrán consistir en trabajos ambientales de acuerdo a su formación y habilidades, financiamiento de programas, proyectos o publicaciones ambientales, contribuciones a entidades ambientales bajo la coordinación y supervisión de la Autoridad Nacional Ambiental, ejecución de obras de recuperación en áreas degradadas o mantenimiento de espacios públicos;…La asistencia obligatoria a cursos, talleres o clases de educación y gestión ambiental.”, entre otros.

Se introduce a su vez la Responsabilidad Solidaria para el caso de dos personas jurídicas que celebren acuerdos para ejecutar determinados trabajos en beneficio o provecho de la otra y cuya realización cause riesgos o daños al ambiente o los recursos naturales. También, el patrono puede ser sancionado debido a las actividades realizadas por sus empleados o dependientes: “Quien permita la comisión de alguno de los delitos tipificados en esta Ley, por parte de aquellas personas naturales o jurídicas que estén bajo su dirección o dependencia, estando en conocimiento y capacitado para impedirlo, será castigado o castigada con igual pena a la del delito cometido, rebajada en una tercera parte”. Se establece también un régimen especial para los Pueblos y Comunidades Indígenas, para lo cual dispone que “Los miembros de los pueblos y comunidades indígenas que cometan hechos tipificados en esta Ley dentro de su hábitat y tierras ancestrales serán juzgados de acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica de los Pueblos y Comunidades Indígenas.

En ningún caso quedan exentas de la aplicación de las sanciones contempladas en esta Ley, las personas naturales o jurídicas que instiguen o se aprovechen de la buena fe de los indígenas para generar daños al ambiente. En caso de ser necesario, el juez o jueza podrá tomar las medidas preventivas adecuadas para garantizar la protección del ambiente y la relación armoniosa de las comunidades indígenas, el juez o jueza solicitará un informe socio-antropológico del órgano rector de la política indigenista del Estado y tomará en cuenta la opinión de los pueblos y comunidades afectadas”. Respecto a la tipificación de los delitos, la nueva ley plantea una nueva distribución y determinación de los delitos ambientales, incluyendo delitos que habían sido tipificados en otras leyes del ramo, tales como Delitos contra la diversidad biológica, Delitos contra la calidad ambiental, entre otros.

Finalmente se establece la entrada en vigencia de ley a los noventa días contados a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.