Detalle de la Noticia

DECRETO CON RANGO, VALOR Y FUERZA DE LEY DE LA GRAN MISIÓN SABER Y TRABAJO

En fecha 15 de Junio de 2012, se publicó en la Gaceta Oficial Nro. 39.945, el Decreto Nro. 9.047 mediante el cual se dicta el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de la Gran Misión Saber y Trabajo. El contenido de la presente Ley, tiene como objeto principal, tal y como lo establece su artículo primero, garantizar a los ciudadanos y ciudadanas del país el derecho a la educación y el trabajo a través de una ocupación productiva.

La misión Saber y Trabajo fue concebida para reducir el índice de desempleo, mediante la captación, capacitación y colocación de personas en los proyectos productivos que lleva a cabo el Estado en distintas áreas, educación; construcción de viviendas; médico asistencial; Faja Petrolífera del Orinoco; obras públicas; agricultura rural y urbana, entre otras. La Decreto contiene un total de 28 artículos, en los cuales se establece la forma en la que el Estado desarrollará los planes de Educación y Trabajo, e indica a quienes se dirige la misma, mencionando a los siguientes:
•Ciudadanos y ciudadanas que se encuentren bajo condición absoluta de desempleo.
•Ciudadanos y ciudadanas que estén dispuestos a participar en un proceso de formación, organizado por la Gran Misión Saber y Trabajo.
•Ciudadanos y ciudadanas que estén dispuestos a participar en los proyectos productivos, objeto del llamado que se realice en función del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.
•Organizaciones socio productivas para el fomento de un modelo de injertos productivos para el tramado de transición al socialismo.

De igual manera, se crea el Sistema de Registro de Necesidades y Oferta de Empleo, el cual permitirá diagnosticar e identificar la cantidad y las características de los ciudadanos y ciudadanas desempleados, y que estén dispuestos a un proceso formativo y de inserción en los programas de la Gran Misión Saber y Trabajo. Dicho Registro generará una base de información dinámica de ofertas de empleo y desarrollo de fuentes potenciales de empleo.

Por otra parte, se crea el Sistema de Formación para la Producción, que se encargará de la formación técnica profesional y ético política, para los desempleados orientada en función de la oferta laboral en áreas estratégicas. Ahora bien, uno de los aspectos más importantes que revela este Decreto Ley, es el establecimiento de espacios denominados “ATRABAJAR”, es decir espacios en los cuales los trabajadores y trabajadoras puedan integrarse o reinsertarse en el sistema productivo, indicando que en aquellas tierras con potencial industrial, o cualquier otra parcela de índole productivo, las cuales se encuentren ociosas, en estado de abandono o subutilizadas y sean utilizables en el marco legal o bien ampliando las capacidades de unidades productivas existentes, serán tomadas por el Estado, a los fines de desarrollar los planes económicos y productivos de la Gran Misión Saber y Trabajo.

Finalmente, el Decreto Ley establece que se creará un Reglamento que ayude a la ejecución de los planes y estrategias en ella establecidas.